Arquitectura en tiempos de coronavirus

razones para vivir en una casa unifamiliar

Comodidad, salud, bienestar, libertad, ahorro: son algunas de las razones para vivir en una casa unifamiliar en tiempos de coronavirus. Os mostraremos 7 razones para vivir en una vivienda pasiva en tiempos de confinamiento.

7 razones para vivir en una casa unifamiliar en tiempos de confinamiento:

A raíz del decreto de estado de alarma y confinamiento a causa del COVID 19, son muchas las personas que se han planteado comprar o construir un chalet o una casa en el campo. Esta idea coge fuerza al tener la certeza de que este virus ha venido para quedarse, y que no será ni la primera ni la última vez que tendremos que estar confinados en nuestras casas.

Os resumimos a continuación algunas de las razones para plantearse vivir en una vivienda unifamiliar:

1. Mayor libertad

Seguramente esta sea la primera razón por la que muchas familias se plantean vivir en una vivienda unifamiliar en estos tiempos que nos toca vivir. La posibilidad de salir a nuestra parcela, poder desayunar en el porche, comer, estar en el cenador, tomar el sol, entretenernos con la jardinería, etc son las principales razones para vivir en una casa unifamiliar en tiempos de confinamiento.

2. Posibilidad de desplazamiento

Como sabemos, en Asturias, a partir de la fase 1 se permitía salir a caminar de 6:00 a 10:00 y de 20:00 a 23:00 a menos de 1 km de casa. Sin embargo, esto no pasaba en el núcleo rural de menos de 5.000 habitantes, donde tenías libertad de horarios y de distancia. Teniendo en cuenta que la mayor parte de las viviendas unifamiliares en Asturias se encuentran en el núcleo rural, sabemos que tendríamos mucha más libertad de movimientos.

3. Mayor comodidad

Una vivienda unifamiliar tiene por lo general un tamaño mayor a la de un piso en la ciudad. Son muchas las familias que conviven en pisos pequeños donde la infraestructura genera incomodidades que pueden producir roces en la convivencia. Estas incomodidades han salido a relucir más que nunca al estar confinados todos durante más de 40 días seguidos. En una casa con mayor superficie, con más estancias, habitaciones mayores, mayor número de cuartos de baño, parcela para disfrutar del exterior, etc, se pueden minimizar estos problemas y disfrutar de una convivencia en familia más saludable.

4. Mayor intimidad

Tras estos duros días de confinamiento, en muchas comunidades de vecinos han surgido tensiones. La gente en confinamiento se vuelve más irascible y menos tolerante a las actividades y los ruidos de los vecinos. En una vivienda unifamiliar en cambio no existe ninguno de estos problemas. Tienes mayor libertad de actividades y de horarios sin que te molesten ni molestar a los vecinos.

5. Una vida más saludable

Una de las ventajas que tiene vivir en una casa aislada es poder disfrutar de mayor luminosidad, aire puro, menos ruido, etc. Si ademas se trata de una vivienda pasiva o Passivhaus, disfrutaremos de una vivienda con una calidad de aire óptima gracias al sistema de ventilación filtrado. Ademas, podemos tener amplios ventanales luminosos para aprovechar la radiación solar, aislamiento al frío y al ruido exterior con ventanas de la máxima calidad. Por no hablar de la capacidad casi inmediata de salir a hacer deporte por el campo.

6. Mayor confort interior

Ademas de disfrutar de una vivienda mayor con más comodidades, debemos destacar la posibilidad de vivir en una vivienda energeticamente optimizada. Si vivimos en una casa pasiva en Asturias disfrutaremos de una vivienda con un temperatura y humedad controlada que nos ayudará a estar cómodos en casa durante los tiempos de confinamiento y el resto del tiempo.

7. Mayor ahorro

Aunque mucha gente se resista a creerlo, vivir en un chalet o una vivienda aislada en Asturias es más barato que vivir en muchos pisos de la ciudad. Una vivienda correctamente construida tiene muy poco mantenimiento y tarda muchos años en tener reparaciones, mientras que en un piso se debe pagar la comunidad de propietario todos los meses. Además, si tenemos una vivienda pasiva o passivhaus, tendremos un ahorro en la factura de calefacción de hasta un 90% en comparación con una vivienda convencional. Para hacerse una idea, una vivienda unifamiliar de 150 metros cuadrados gasta menos de 200 euros al año en calefacción.

Si estas interesado en vivir en una vivienda unifamiliar aislada en los alrededores de Gijón, Asturias o las comunidades cercanas, no dudes en contactar con nosotros y te asesoraremos desde la elección de la parcela si fuera necesario hasta las ventajas de las casas passivhaus.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *